Mayorista

“Para mucha gente, una aceituna no es más que un humilde bulto en el fondo de un Martini. Sin embargo, el aceite de oliva es un fruto milenario que atraviesa a todas las religiones y civilizaciones.
Mucho antes que fuese un alimento, el aceite de oliva embellecía el cuerpo, curaba enfermedades y nutría las almas. Pero es algo más sencillo que todo eso: la próxima vez que brille el sol y que los tomates estén maduros, tomá un trozo de pan, espolvoréalo con tomillo fresco y pensá con que podrías mejorarlo… nada mejor que un excelente aceite de oliva extra virgen.
El aceite de oliva de buena calidad enaltece una comida, la realza, la embellece. Cada vez que se deleiten sus sabores a través de cada uno de nuestros sentidos, encontraremos algo más que aceite, algo más que un fruto, serán entonces, ocho mil años de historia, de curar, alimentar, enriquecer e inspirar nuestras vidas.”

(NORMAS DE CALIDAD HACCP otorgadas en el 2019)

Formulario mayorista


0